Estúpidos defectos

Hoy me siento a escribir sin tener claro sobre que quiero hablar exactamente. Esta semana pasada ha sido alucinante por un montón de motivos diferentes, pero sobre todo porque ha sido la primera semana que hemos estado yo y mi pareja juntas mas de dos días, y eso ha hecho que sea una semana mágica e inolvidable. Pero, este blog no pretendo que sea un reflejo de mi felicidad sin mas, lo que busco es contar experiencias que tengan alguna relación con mi transexualidad de una forma u otra. Y obviando el hecho de lo feliz que me hace mi pareja al aceptarme como la mujer que soy, sin pararse a pensar si soy o dejo de ser trans, esta semana si que me ha dejado alguna experiencia que me gustaría explicar.

Supongo que en cierta medida para todas las personas su imagen, su aspecto físico, y su cuerpo con sus pros y sus contras, sera algo importante. No me refiero a su cuerpo desde el punto de vista de la salud, si no desde el punto de vista propio de la imagen que cada uno tenemos de nosotros mismos. Se que hay mucha gente para la que esto no es nada importante, no me refiero a que no se cuiden ni nada así, si no que simplemente no le prestan atención a los “pormenores” de su cuerpo y mucho menos al de los demás xD. Pero, por desgracia para mi, yo soy una persona bastante afectada en cierto sentido por esa imagen personal.

No se como sera en casos de otras personas trans, en el mio la transición me esta deparando cosas tanto buenas como malas, aunque desde luego pesan mucho mas las positivas y tengo bastante claro que las negativas son poco mas que mis malditas paranoias personales como le gusta a mi chica llamarlas xD. Mis pies, mis brazos enormes, mis manos increíblemente poco femeninas, son cosas que me producen la disforia que no siento hacia mis genitales… Y aun así soy consciente de que debo sentirme afortunada por lo que tengo, pero esos sentimientos están ahí. Seguramente mucha gente dirá que soy una superficial, y mucha otra gente dirá que no son motivos reales para sentirse mal, y no les falta razón, pero no es fácil librarse de esos sentimientos. Por eso ha sido tan importante lo que me ha pasado esta semana, por eso es tan importante rodearse de gente tan estupenda como son las personas que te aprecian por ser quien eres, independientemente de tu aspecto, genero, condición social, etc…

Sara, mi pareja, ha hecho que esta semana sea algo increíble, pero lo que no creo que pueda hacer es imaginarse la magnitud de lo que hizo… Para comprenderlo tendréis que poneros una vez mas en mi lugar, entrar en mi mente y comprender que las cosas que no me gustan de mi cuerpo me pesan mucho mas de lo que me gustaría. Tenéis que comprender lo que cuesta dar cada pequeño paso a la hora de ir probando como me sienta cada prenda nueva que uso con la que enseño un poco mas de piel de lo que enseñe jamas. Lo que cuesta salir a la calle con una camiseta de tirantes que no tapa todo lo que crea una angustia cada vez que me veo reflejada en un cristal, o con una falda que hace que unas piernas que jamas vieron el sol reluzcan como llanuras de sal. El terrible dilema que representan la playa o la piscina… Metas que a día de hoy siguen pareciendo lejanas.

Pero gracias a personas como Sara y el resto de mis amigos vivo, soy feliz, y tengo la valentía suficiente para dar cada uno de esos pequeños y duros pasos. Todas estas personas han hecho que desaparezca el miedo que tenia de que llegara el verano. Han hecho que salga de casa con mi falda mas corta y disfrute de la brisa en el pecho. Han hecho que todos esos grandes defectos carezcan de importancia.

Sabiendo todo esto imaginad el dilema que representaba para mi una fiesta en la piscina en casa de un amigo. Saber que si decido ponerme un bikini tendré que lidiar con mi cuerpo y tratar de ignorarlo en la medida de lo posible, evitar pensar en como me veo y en como los demás me ven, pero con lo que por supuesto contaba, era con no disfrutar…

Me encanta acordarme del momento en el que ella me pidió que me pusiera esa falda tan increíblemente corta y alternativa y el empujón de animo que me dio cuando me vio por primera vez con la peluca que nunca jamas uso por vergüenza. Me encanta recordar lo increíblemente plena que me sentí al verme en el espejo con mis pintas de tía metalera y el nuevo aspecto que me daban la mezcla entra la peluca y el trabajo de las hormonas. Todo ello hizo que me sintiera increíblemente plena, era yo, lo que el espejo me mostraba era la imagen mas parecida a mi misma de lo que había visto jamas…

A toda esa emoción hay que añadirle también otro inmenso punto. En la piscina teníamos la intención de tocar, aunque no con mi viejo grupo al completo, pero iba a ser la primera vez que me sentara en mi raven y tocara para alguien desde que soy yo… Eso es algo que no puedo haceros sentir ya que tocar un instrumento cuando sientes la música tan dentro de ti provoca sensaciones incomparables, pero sensaciones que no había podido experimentar con todo mi ser hasta ahora… No voy a profundizar mucho en el tema, podréis verlo al final en un vídeo xD. Pero si os fijáis en mi cara, en mi sonrisa, en mis expresiones… Nunca había disfrutado tanto tocando, jamas. Ansío que llegue el día de hacerlo con mi grupo para un publico hambriento de música, ese día tendré un increíble orgasmo emocional.

Lo que si que paso es que hubo un momento en el que me cansé. Me cansé de mis inseguridades, de mis miedos y de mis complejos, me quité la falda, me quité la peluca, me quité la camiseta, la usé para envolver en ellos todas esas porquerías y tirarlas en una esquina y me lancé de cabeza a la piscina con mis pechos alegremente descubiertos xD. Y mientras Peter gritaba “nos ha engañado!” yo sentía una de las mayores liberaciones que he sentido en mi vida… Por primera vez yo y mi cuerpo estábamos de acuerdo, eramos un solo ser. En ese momento solo estábamos yo y el abrazando nuestra existencia y reconciliándonos, sintiéndonos y aceptándonos mutuamente. Fue un gran momento bajo el agua, sintiendo como el mundo que nos rodeaba carecía de la menor importancia, se volvía algo pasajero y nos permitía ese instante de reunión. Y lo que fue igual de bonito fue el volver a la superficie, volver al mundo y a la realidad y ver como toda la gente a mi alrededor disfrutaba de la fiesta con total naturalidad, como seguían viviendo ajenos a mis movidas mentales y mis tonterías porque saben, y comprenden, que son justamente eso, tonterías carentes de importancia…

Gracias, a todos mis amigos, a Sara, a mi familia. Gracias por demostrarme cada dia que soy, simple y llanamente, una chica, con un montón de tonterías en la cabeza, pero simplemente un chica, una amiga, una hija, una hermana y una novia…

Y, ya que tengo deudas que pagar, aquí dejo una pequeña muestra de todo esto que os he contado xD. Con esto ya solo debo 2 vídeos jajajaja.

Mi queridísima Raven xD.

raven guay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s