Relaciones laborales I

Hace ya tiempo que quería escribir sobre mi relación con mis compañeros de trabajo ya que siendo un empleo tan especial, nuestro ambiente de trabajo y relaciones también lo son. El motivo de escribir sobre esto es mas que nada por si alguna otra persona esta pensando en dar el paso que yo di pero le atormentan las dudas sobre lo que podría pasar, así que voy a contar todo tal y como paso desde antes de dar el paso hasta ahora.

En el verano de 2014 yo distaba bastante de considerarme trans, aun estaba convencida de que era una chica crossdresser aunque por aquel entonces ya estaba empezando a estar hasta arriba de dudas sobre mi misma. Pero por suerte ese año fue el año en el que conseguí recuperar mi trabajo, ese verano fue el que pase en Cádiz haciendo mi instrucción. No era mi primera vez, en 2007 ya pase por ello y esta vez iba mucho mas cómoda porque sabia a las cosas que me iba a enfrentar. Así que decidí que esta vez me lo pasaría bien y disfrutaría de la experiencia, de hecho me fue tan bien que se me pasaron los 4 meses bastante rápidos. Durante esos 4 meses también tuve la suerte de conocer a algunos de los que fueron y son mis mejores compañeros a día de hoy, y a los que considero grandes apoyos por estar siempre ahí cuando los necesite, incluso en el momento de dar el paso y hacer publica mi transexualidad estuvieron ahí… Así que aprovecho para daros las gracias si leéis esto.

Una vez terminada esa etapa y vuelto a casa, los meses comenzaron a pasar con toda la normalidad del mundo. Conociendo gente nueva y adaptándome a mi tan ansiado trabajo de nuevo. Uno de los puntos que ha que aclarar sobre este trabajo es el de la antigüedad. Cuando tu llegas a tu destino, eres poco mas que un pez fuera del agua. Llegas sabiendo lo mínimo sobre tu trabajo y sin ninguna clase de experiencia o conocimiento.  Y en el caso de mi unidad, hacia unos dos o tres años que no recibían a gente nueva, lo que significa que la diferencia de conocimientos entre yo y mis compañeros con respecto al resto de la gente que había ahí, era algo abismal. Algo que fue duro de recortar. Pero con el tiempo logramos que nos aceptaran como compañeros y llegamos a lograr tener unas buenas relaciones entre nosotros.

Y así fue pasando el tiempo, intentando mejorar esas relaciones mientras dentro de mi crecía una necesidad. Una necesidad de asumir lo que yo era y dar por fin el paso que mi cuerpo y mi alma me pedían que diera. Ese año, 2015, asumí mi transexualidad y comencé este viaje en el que ando metida. Y en ese momento, mientras disfrutaba de ese florecimiento interior, también surgió otro gran problema, como contarlo y asumirlo públicamente. Cabe decir, que el ambiente que hay ahí dentro ya no es ni por asomo el mismo que había hace 8 años cuando entre por primera vez. Si, es cierto que aun queda mucho que mejorar, pero se ha avanzado muchísimo estos últimos años y ya no es un ambiente tan opresivo hacia una como podía serlo hace algunos años. Sin embargo sigue siendo un ambiente duro, y concretamente mi unidad es una de las mas duras que hay, donde los niveles de estrés y presión pueden alcanzar cotas bastante altas. En un ambiente así mucha gente diría que una mujer no pinta nada (lo cual obviamente es una estupidez) pero la realidad es que por decir una cifra aproximada, creo que por unos 100 hombres había unas 3 mujeres, lo cual hace que también sea un poco mas complicado el salir del secretismo.

Pero salí, o mejor dicho… Me caí xD. Por ese entonces yo había comenzado a ir al psicólogo para comenzar mi tratamiento hormonal y demás historias, sin saber aun como “salir del armario” aunque siempre he odiado esa expresión para esto. Aun me acuerdo de aquel día como si fuera hoy. Era el día en el que vería por primera vez a mi endocrina y el día que esperaba recibir el tratamiento y tomar mis primeras hormonas, la emoción que sentía era indescriptible y súper intensa, no cabía dentro de mi. Y aun recuerdo el mensaje que escribí en el grupo de whatsapp de personas trans de Galicia en el que estaba. “Chicos, una que se va a la endocrina a ver si le regalan sus primeras hormonas. Deseadme suerte”. Ese fue el mensaje que mande a primera hora de la mañana antes de salir de casa. Y que terrible fue la sensación, horas después, cuando justo antes de llegar a la clínica me di cuenta que el mensaje no lo había mandado al grupo que yo creía… Aquí es donde hay que hacer una pausa dramática xD…

¿Podéis imaginaros la sensación que produce tropezarse en el borde de un precipicio y caer al vacío? Yo si. Es justamente lo que sentí cuando vi que el grupo de trans no tenia ninguna actividad y el de mis compañeros de trabajo hervía de comentarios. Obviamente antes de abrir la conversación yo ya sabia lo que había ocurrido, se podría decir que mi karma me saco del armario a empujones. Me quede clavada en mitad de la calle imaginando las consecuencias de aquello sin atreverme a ver la conversación. en aquel grupo estaba toda la gente con la que yo trabajaba, incluidos mis jefes. El terror se estaba adueñando de mi. Tarde un buen rato en abrir esa conversación, y cuando lo hice lo que vi y leí casi me derrumba…

A partir de aquí entramos en lo que viene siendo las relaciones laborales de las que quería hablar. Las relaciones que desde ese momento empezaron a surgir a mi alrededor y la forma en la que comenzaron a tratarme mis compañeros y jefes. No fue algo fácil al principio, fue algo que tuvo que ir creciendo y madurando de la forma que yo necesitaba, ya que como veréis, el contacto inicial que hubo a través de esa conversación de whatsapp, fue casi como para pegarse un tiro xD. Pero todo esto tengo que explicarlo bien a fondo, y si lo hiciera ahora mismo, tendríais una lectura de dos horas y pediríais mi cabeza jajajaja. Así que prefiero acabar aquí y dejaros con toda la intriga hasta que continúe con todo esto.

No me odiéis xD. Un bikiño!!

Anuncios

3 pensamientos en “Relaciones laborales I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s